Pulso de la Profesión en Venezuela 2019

Pulso de la Profesión en Venezuela 2019

Desde el 2006 el PMI Global aplica la encuesta Pulso de la Profesión a nivel mundial; por medio de esta se trazan las principales tendencias en materia de dirección de proyectos. Por su parte desde el 2018 el PMI Capítulo Venezuela aplica la encuesta para medir el nivel de madurez local en la Dirección de Proyectos y establecer las acciones necesarias para fomentar actividades de educación y formación de acuerdo a las necesidades reflejadas en los resultados, convirtiéndose a su vez en un marco de referencia en los procesos de investigación sobre la disciplina en el país.

Por segundo año consecutivo se aplica la encuesta en Venezuela, obteniéndose para el 2019 que el nivel de madurez en la gestión de proyectos es de 44% vs al de gestión de programas 29% y al de portafolios 35%. Siendo un 38% con respecto a la gestión de beneficios, y de un 25% sobre la aplicación ágil, a pesar de que el 58% de estas organizaciones indican que poseen Oficina de Gestión de Proyectos que dirigen programas, portafolios, y proyectos, el 49% de los proyectos fracasan a razón de los cambios en las prioridades de la organización, el 16% por una estimación inexacta de los costos y el 13% por cambios en los objetivos.

En el país, el desempeño de los proyectos se ve influenciado por diferentes elementos del contexto en particular, algunos datos afectados son: solo el 9% de los gerentes certificados reciben algún tipo de beneficio por ello, el 76% no posee ninguna certificación y el 36% del personal vinculado al proyecto no posee ningún estudio formal asociado. Pese a estos valores, el 24% de los encuestados aseguran que es de prioridad alta invertir en tecnologías para mejorar el éxito de los proyectos, seguido por la necesidad de crear una cultura de receptividad al cambio organizacional (27%) y de una cultura que valore la gestión de los proyectos (25%).

El Pulso de la Profesión 2019 del PMI Global coincide con los datos anteriores al indicar que el desempeño de los proyectos a nivel mundial no está mejorando, “las organizaciones desperdiciaron casi el 12 por ciento de su inversión en el gasto del proyecto el año pasado debido al bajo rendimiento, un número que apenas se ha movido en los últimos cinco años” (PMI, 2019).

Los resultados de ambas encuestas invitan a reflexionar sobre cómo mejorar esos valores. Hay un nuevo componente que se debe tomar en cuenta en los proyectos debido a los cambios que se están dando en la forma dinámica de realizar el trabajo, y el vínculo de los proyectos a la tecnología; el Coeficiente Tecnológico (TQ) comienza a tener un peso importante al momento de buscar la sostenibilidad digital en las organizaciones; así nace el Coeficiente Tecnológico de Dirección de Proyectos (PMTQ) que implica el conjunto de habilidades y capacidades de una persona para adaptarse, administrar e integrar la tecnología, y sus constantes cambios, dentro de las necesidades de la organización y/o del proyecto, con el fin de lograr materializar la estrategia.

En este sentido se evidencia que tanto en el país como a nivel mundial, hay datos que indican que a pesar de los esfuerzos por lograr realizar los proyectos, el desempeño de estos no logran ser completamente exitosos; de manera que actualmente la diferencia entre el éxito y el fracaso se verá influenciada por el PMTQ, el cual considera los cambios tecnológicos y las nuevas formas de trabajo que se están presentando.

Resultados:

PMI (2019). Pulse of the Profession 2019. https://www.pmi.org/learning/thought-leadership/pulse/pulse-of-the-profession-2019

2 pensamientos en “Pulso de la Profesión en Venezuela 2019

  1. En primera instancia les quiero reconocer la voluntad por mantener e incentivar la práctica de investigación, últimamente afectada por la diáspora venezolana.

    Evidentemente mantener una cultura de gestión de proyectos orientadas al logro no es nada fácil, sobretodo, cuando los líderes organizacionales y de proyectos, desconocen o no le dan el verdadero valor que tienen la implementación de buenas prácticas.

    En ese particular, quiero hacer un paréntesis, y generar una nueva interrogante: ¿Cómo es posible, que sigamos con los mismos índices de fracasos de hace más de seis décadas y el número de profesionales certificados (entre ellos PMI), son mayores?

    Ésto siempre me ha dado a pensar que el problema no es tener o no la certificación que te acredite el conocimiento, sino la madurez que el equipo multidisciplinario debe tener a la hora de gestionar un proyecto o portafolio. En éste particular, el líder del proyecto juega un papel fundamental en la integración de todo el colectivo, obviamente con el apoyo especial de la PMO o su equivalente.

    «Los proyectos no fracasan por su complejidad técnica, sino por la manera en que son gestionados» y ésto tiene que ver principalmente con la madurez; LA MADUREZ ORGANIZACIONAL PARA LA DIRECCIÓN DE PROYECTOS.

  2. Llama muchísimo la atención el alto porcentaje de proyectos fracasados por cambios de prioridades dentro de la organización, lo que refleja que no hay una coacción entre los directivos de las organizaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *